Albahaca
Albahaca
Albahaca

Albahaca

1,99 €
00909
Peso Neto 16g
Medidas 11.8x4.5x4.5cm

 

Ideal para pastas, salsas y carnes.

Te sorprenderá en una ensalada de rúcula y frutas si la aderezas con un pesto de albahaca y piñones.

 

Ingredientes

Albahaca.

Puede contener trazas de apio.

Formato Tarro cristal

Material Cristal

Especia Albahaca

Albahaca

Albahaca, la hierba aromática que no se conformó con conquistar el mundo

También ha sabido conquistarte a ti.

¿Acaso no te resulta inspirador tener una pequeña planta de albahaca en tu ventana o en tu terraza?

El atractivo verde de sus hojas. La increíble fragancia que desprende cuando la rozas con tu mano. Y, lo más importante, lo mucho que te gusta cortar sus hojas tiernas para improvisar un pesto para tus espaguetis o decorar uno de tus postres caseros.

Nada como la albahaca fresca en tus recetas. Pero llega el frío, su gran enemigo. ¡Menos mal que en tu especiero siempre tienes disponible otra opción!

Las pequeñas y aromáticas hojas de nuestra Albahaca son la alternativa más práctica para aportar un aroma muy intenso y un toque de frescura a tus ensaladas, salsas y platos de pasta, carnes y guisos.

¿Te quedas para conocer todos sus secretos?

4 razones para utilizar nuestra Albahaca

01.

No contiene gluten.

02.

Cada hoja de Albahaca se ha escogido con mucho mimo, por eso, posee una gran pureza y calidad.

03.

Su tapón dosificador te permite controlar con facilidad la cantidad que quieres utilizar en cada uno de tus platos.

04.

Su doble precinto, exterior e interior, garantiza que todas sus propiedades permanezcan inalterables hasta que tú abras el tarro de cristal.

Por qué es especial

Por la gran historia que hay detrás de esta aromática hierba.

Y es que, durante miles de años, la albahaca ha sido la protagonista de muchas tradiciones y costumbres religiosas a lo largo y ancho de este mundo.

Proviene de Asia, pero su aroma, sabor y propiedades supieron cautivar a todos y cada uno de los lugares del mundo a los que llegaba.

¡Compruébalo tú mismo! Quita los dos precintos que preservan sus propiedades. Abre su tapa. Y prepárate para respirar una fragancia llena de frescura, pero también llena de magia. Esa que, desde hace miles de años, ha aromatizado los platos de las cocinas de medio mundo.

Albahaca, el ingrediente perfecto en…

  • Ensaladas. ¿Qué tal utilizar este tarro de Albahaca para cuidarte un poco más? Puedes espolvorearla sobre tus ensaladas favoritas no solo para potenciar el sabor de todos sus ingredientes, sino también para sustituir esa pizca de sal que sueles añadir.
  • Pizzas. ¿Y si en vez de orégano utilizas nuestra Albahaca seca para sazonar tus pizzas? ¡Prueba a espolvorearla después de hornearlas!
  • Verduras. Añade una cantidad generosa de Albahaca y un buen chorro de aceite de oliva sobre unos calabacines, berenjenas, tomates o pimientos asados.
  • Tortillas o revueltos. Te sacan de un apuro, pero cansa que sepan siempre a lo mismo. ¿La solución? Espolvorea en la sartén nuestra Albahaca y disfruta del toque diferente que da a unos huevos.
  • Cremas y sopas. Estas pequeñas hojas se llevan de maravilla con las sopas de tomate, de verduras y de pescado. ¡Pruébalas así!
  • Carnes. Nos gusta mucho sazonar con Albahaca el cordero, la ternera, el cerdo…
  • Salsas. La salsa casera de tomate que utilizas para la pasta o la pizza queda increíble si añades una cantidad generosa de nuestra Albahaca.
  • Pescados. Merluza, bacalao, lubina… No tengas miedo a utilizar la Albahaca Carmencita para dar un sabor distinto y muy aromático a los pescados que más te gustan.

¿Alguna vez lo has probado en…?

Una deliciosa ensalada caprese.

La ensalada más famosa de Italia es muy ligera, y se prepara en cinco minutos. ¿O quizá en cuatro?

Tomate, mozzarella fresca, aceite y nuestra Albahaca. Solo eso.

Es increíble que unos ingredientes tan sencillos, juntos, sean una explosión de sabores y texturas.

En la receta clásica se utiliza albahaca fresca, cierto. Pero si utilizas este tarro de Albahaca te va a sorprender el resultado.

Hazlo así.

Rodaja de tomate, trozo de mozzarella, rodaja de tomate, trozo de mozzarella… Luego, espolvorea nuestra Albahaca, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Fácil, ¿no?

Prepárate para disfrutar de una ensalada llena de sabores, texturas distintas y mucha jugosidad.

Has añadido el producto a tus favoritos