Enebro
Enebro
Enebro
Enebro
Enebro
Enebro

Enebro

1,99 €
00918
Peso Neto 30g
Medidas 11.8x4.5x4.5cm

 

Ideal para carne de caza, licores y postres.

Te sorprenderá su aroma amaderado si lo mueles antes de utilizarlo en tus adobos.

Ingredientes
Enebro.

Formato Tarro cristal

Material Cristal

Especia Enebro

Enebro

Enebro, tu nuevo secreto culinario

Todo el mundo debería tener un frasco de enebro en su especiero.

En Carmencita, lo tenemos claro: quienes aún no lo tienen es porque no conocen bien esta especia. 

¿Sabías que el enebro siempre ha estado presente en las obras literarias de grandes escritores? Hans Christian Andersen, Edgar Allan Poe, Marcel Proust… 

Pablo Neruda escribió: "El enebro, con su esencia penetrante, despertó en el pintor un torbellino de colores y formas que plasmó en su obra maestra". 

Así es el enebro. Inspirador.

Quizá tenga que ver con la lenta maduración de sus bayas… ¡Tardan varios años en madurar! Primavera, verano, otoño… Imperturbables, las bayas viven una estación tras otra en el arbusto. Con el paso del tiempo, los aceites aromáticos del enebro van cobrando fuerza en el interior de estas pequeñas esferas. Y así, esperan pacientemente el momento en el que tú los liberes con tus propios dedos. 

Hazlo así para incorporarlas a tus platos: aprieta las bayas. Al instante, te llegará su aroma fresco, floral y resinoso. ¡Un aroma inconfundible! Y un sabor dulzón, ligeramente amargo, ácido y picante. 

¡Estas bayas van a ser el secreto de muchos de tus platos!

¿Quieres saberlo todo de nuestro aromático Enebro?

Nos gusta porque…

El enebro posee una potente personalidad, pero su marcado carácter no le impide conectar de maravilla con los aromas y sabores de otras especias. ¿Te sugerimos algunas combinaciones en las que el enebro funciona muy bien?

Cuando queremos añadir notas picantes a una receta, combinamos las bayas de enebro con pimienta negra. Al fusionar la pimienta y el enebro, obtenemos una mezcla picante y con un acentuado aroma a pino. ¡A ti también te gustará!

Cuando buscamos dar un toque floral y dulce a un plato, mezclamos el enebro con nuez moscada, cilantro o jengibre. ¡Con cualquiera de los tres obtendrás una combinación deliciosa y original!

5 razones para elegir el Enebro Carmencita

01.

Tapón dosificador de fácil apertura. Posee una gran abertura para que elijas con comodidad justo las bayas de enebro que necesitas.

02.

Información al dorso de la etiqueta. Dale la vuelta al tarro y descubre varias recomendaciones de nuestro equipo profesional de cocina con las que sacarle el máximo partido a este frasco.

03.

Tapa con el nombre del producto impreso. ¡Para que localices con facilidad nuestro frasco de Eneldo en tu especiero!

04.

Código QR en el dorso de la etiqueta. Si lo escaneas, encontrarás una práctica videorreceta en la que hemos utilizado bayas de enebro. 

05.

Precinto interior hermético. Quita el precinto y acerca tu nariz al frasco: el aroma que desprende el enebro es la prueba idónea de que este producto ha llegado hasta ti conservando todas sus características intactas. 

El ingrediente perfecto para…

  • Guisos y estofados. El enebro puede ser un ingrediente clave para potenciar el sabor de un estofado de ternera o un ragú. Agrega algunas bayas de enebro machacadas al final de la cocción para obtener un sabor intenso. 
  • Salmón. Marínalo en una mezcla de bayas de enebro trituradas, sal y azúcar. ¿Lo has probado alguna vez?
  • Carnes. Mezcla algunas bayas de enebro con pimienta y sal, luego, unta esta mezcla en la carne de cordero, cerdo o pato antes de asarla. También es ideal para añadir en los rellenos de carnes. 
  • Sopas. ¿Y si le das un toque diferente a tus sopas? Añade unas cuantas bayas de enebro mientras cocinas una sopa de guisantes, de repollo, de carne, de lentejas… ¡Y no olvides retirarlas antes de servir la sopa! 
  • Marinados de carne de caza. El enebro es un ingrediente clásico en la cocina de caza. Estas bayas suelen triturarse junto con vino tinto, ajo y hierbas, y se utiliza para marinar carne de caza como el venado o el jabalí.
  • Mermeladas caseras. Utiliza un par de bayas machacadas para aromatizar tus compotas o mermeladas caseras de fresas, cerezas, naranja, pomelo, manzana… ¡Verás cómo te gusta ese contraste entre lo dulce y lo ligeramente picante, ácido y floral!
  • Salsas. ¿Alguna vez has preparado una salsa casera con bayas de enebro? Es ideal para acompañar carnes de ave asadas, como el pavo o el pollo. También puedes preparar una salsa con caldo de carne, vino, cebolla y bayas con la que disfrutar más de la carne.
  • Ensaladas. ¡Prepara un aderezo lleno de sabor para tus ensaladas o verduras! Prueba en una ensalada de col: tritura algunas bayas de enebro, trozos de manzana, AOVE y sal. ¡Te va a encantar! 
  • Cócteles. ¿Tienes siempre en casa bayas de enebro para preparar tus gin-tonics? Además de este frasco, en la sección de COCTELERÍA de nuestra tienda, también encontrarás bayas de enebro (junto a otras especias de coctelería) en un pack ideal para aromatizar tus combinados y sorprender a tus invitados. 
  • Repostería. Galletas, tartas, bizcochos, helados, compotas, trufas, chocolates… ¿Te atreves a experimentar con el enebro en tus postres? Te gustará el sabor especiado y diferente que le dará a tus recetas dulces.
    Estas son solo algunas ideas de cómo utilizar el enebro en tus recetas. Recuerda que posee un sabor intenso y muy aromático, por lo que debes utilizarlo con moderación para no eclipsar el sabor de los demás ingredientes.

¿Por qué es especial nuestro Enebro?

Porque las bayas de enebro son pequeñas esferas que contienen en su interior increíbles aceites aromáticos.

Para disfrutar de estos aceites en todo su esplendor, te sugerimos que machaques las bayas justo cuando vayas a incorporarlas a tu receta. Desmenúzalas con los dedos porque son muy blanditas, y verás cómo liberan toda su esencia en ese mismo instante en el que estás cocinando. 

Cuando sus aceites esenciales entran en contacto con el resto de los ingredientes de tu plato, se propagan en unos pocos segundos. 

¡Las bayas de enebro tienen un sabor intenso! Así que, no olvides ir probando el sabor que aportan para lograr el equilibrio entre todos los ingredientes de tu receta. 

¿Alguna vez lo has probado en…?

Unas codornices confitadas con enebro.

¡Un plato para lucirte! 

Las codornices, pequeñas y delicadas, siempre dan mucho juego a la hora de emplatarlas. El resultado final es una elegante presentación, perfecta para impresionar a quien tú quieras en una ocasión especial. 

INGREDIENTES
4 codornices.
1 kg de grasa de pato.
10 granos de Enebro Carmencita.
10 granos de Pimienta negra Carmencita.
4 hojas de Laurel Carmencita.
2 cucharadas de Tomillo Carmencita.
2 ajos.
Patatas baby.

PREPARACIÓN
1
. Precalienta el horno a 80-90 °C y funde la grasa de pato en una fuente donde luego quepan las 4 codornices.
2. Machaca todas las especias con un mortero e infusiónalas en la grasa que se ha fundido en la fuente, junto a los ajos.
3. Introduce las codornices dentro de la grasa de pato, tapa la fuente con papel de aluminio y cocina durante 3 horas a 80-90 °C, hasta que queden muy tiernas.
4. Saca la grasa resultante al cocinar las codornices y asa al horno hasta que la parte exterior de la carne quede crujiente.
5. Hierve las patatas baby y una vez estén blanditas, cocínalas en una sartén con la grasa de pato y los ajos.

Consejo: para potenciar el sabor de la carne, guarda las perdices en la nevera… ¡Sabrán a gloria al día siguiente! 

Has añadido el producto a tus favoritos